23/05/17 – Pensando la exclusión como concepto

Trabajamos recuperando lo del día anterior y a partir de la siguiente historia.

Sostienen que para llegar a un asalto, antes el Estado estuvo ausente

Lo que Piki venía diciendo

El chico que convocó la atención el lunes por la noche en un asalto con toma de rehenes se negó a declarar ante la jueza. Fue derivado al Instituto Roca, donde permanecerá alojado. Especialistas sostienen que el Estado sólo aparece en su faz punitiva. Por Horacio Cecchi

El lunes por la noche, en Ramona, el único momento en que Piki logró concentrar la atención.

En la mañana, temprano, Piki empezó a dar sus primeros pasos por los pasillos de la Justicia penal. Sobre sus hombros pesaba una calificación cierta, algo ampulosa para tratarse de la primera, pero cierta: privación ilegal de la libertad y uso ilegal de armas. Se sentó ante la jueza de Menores nacional Julia Marano Sanchís. Y se negó a declarar. Hizo uso de su derecho, que los tenía finalmente. No podrá argumentarse, de todos modos, que no habló: al menos hace 19 causas que viene hablando, pidiendo en un reclamo de sordos, porque cada una de esas causas pareciera un llamado desoído. Y justo cuando el Estado se sentó a escucharlo, en su impetuosa irresponsabilidad adolescente Piki se negó a responderle. A la Justicia. A los 16, sabrá lo que hace. Ahora quedó alojado en la institución destinada a menores como él, el Roca, donde deberá aguardar la sustanciación del proceso.

Paradójicamente, desde el lunes a la noche Piki logró –a un costo que no está claro si podrá reflexionar o no– concentrar toda la atención del mundo adulto que pareció faltarle durante sus 15 años anteriores. La noche del asalto con toma de rehenes hubo inmediatamente cámaras, vecinos, rehenes, espectadores, todos atentos a cada uno de sus movimientos. Incluso el Estado estaba allí. En función policial y emergentóloga (también había ambulancias, por las dudas). No podrá decirse que no se lo atendió, aunque quizá, según los especialistas, se esté llegando tarde.

Su padre dijo que “jamás estuvo integrando ninguna banda de nada y no tiene ninguna causa por robo de automotor”, pero “le inventaron porque ya tenían su nombre. Una vez lo detuvieron porque andaba con una pistola de videojuego”. “Es un chico normal, lo que pasa es que el problema de la adicción ha derivado en todo este tipo de cosas. Lo detectamos hace un año y pico, hemos tratado de solucionarlo y ha ido a institutos, pero no hemos tenido una respuesta favorable a esto”, se lamentó.

“Cuando un chico cae es porque cayó la ley, los padres no funcionan como garantes, no les cree –sostuvo la psicoanalista Gabriela Leder Kremer, especialista en infancia y adicciones y directora de la comunidad terapéutica Los Naranjos–. A los padres se les pide que sean garantes y al mismo tiempo el Estado a esos padres les cierra la puerta como adultos. Si el chico está fuera de la escuela, si la madre está fuera de la rueda productiva, si el padre no está o está sin trabajo, si el hermano no está o está preso, si están enfermos o no hay techo, o los están por desalojar, al final de cuentas el paco se encuentra con un nene que está dispuesto a estar anestesiado. Los adultos estamos metiendo a los chicos en el paco y ahora tenemos que sacarlos, no acusarlos. Lo que hay que darles a los padres son herramientas para recuperarse como garantes.”

En la ciudad, 14 defensorías zonales están abiertas para atender los pedidos como los que el padre de Piki lamentó no haber resuelto. Dependen del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del gobierno porteño. La ley 114, considerada de avanzada por los especialistas, es la que lo crea y le da el marco. “La ley es de avanzada, pero el organismo encargado no la pone en práctica. No existe –explica Clarisa Adem, abogada de la Asesoría Tutelar porteña–. Antes de que llegue la Justicia penal hay infinidad de situaciones en las que el Estado está ausente. La ley 114, que es de avanzada, impide a jueces y policías que intervengan antes y ordena que lo haga el Consejo, pero el Consejo no hace nada o demora un mes cuando de una Defensoría le piden recursos por el pedido de un padre.”

“Dónde va a pedir ayuda un padre –preguntó Adem–. El 80 por ciento del presupuesto del Consejo está destinado a instituciones de internación y el resto a los operadores en la calle, cuando hacen falta más operadores porque son los que están más cerca. De los 33 hospitales públicos porteños, sólo dos tratan adicciones y, entre los dos, hasta hace poco tiempo solamente se juntaban cuatro camas destinadas a desintoxicación en toda la ciudad. No es un problema de costos, sino de prioridades políticas. En un gobierno como el de Macri, la prioridad es la tercerización porque es negocio.”

A partir de esta lectura, y de lo que habíamos trabajado el lunes, pensamos porqué podemos definir a Piki como Excluido, y porqué funcionaron como lo hicieron las instituciones.

Excluidx: “Está fuera de… del sistema, de lo laboral, etc”, es una categoría que incluye lo simbólico también.

Comenzamos definiendo que son  conceptos diferentes, y que si bien una persona puede ser pobre Y excluido, no es lo mismo. El término pobreza viene de antaño, no así el de exclusión social, que es un fenómeno ligado al proceso de transformaciones que efectuó el neoliberalismo. El concepto de vulnerabilidad refiere a la capacidad de ejercer los propios derechos.

Decía luego que en la década del 90 hubo dos autores franceses, Pierre Rosanvallon y Robert Castells, que fueron los que definieron las características de la Exclusión Social, y los dos aspectos que la constituyen de fondo:

  • por un lado las modificaciones en el área del trabajo, con el desempleo, las flexibilización laboral, etc.
  • por el otro, la fragamentación social, la desafiliación, o rotura de vínculos y lazos sociales, que derivó en el “salvese quien pueda”, osea el individualismo feroz

Veíamos en ejemplos  de gente que se fue quedando sin trabajo, o de algunos cambios que se dieron en las familias, como este proceso impactó en la sociedad, y no solo en Argentina, sino que fue un proceso global.

Decíamos que a esta nueva configuración de la realidad, algunos autores la llamaban Nueva Cuestión Social, y que a tenia similitudes con la “vieja”, lo mismo que el concepto de pobreza las tiene con el de exclusión, pero que a la vez como esos conceptos, nombran algo nuevo diferente.

Entonces hicimos un recorrido histórico, desde el 76 a la actualidad. Les recomendaba leer la segunda parte de la Carta abierta de un escritor a la Junta Militar, de Rodolfo Walsh, para ver que no solo se instauro en esa época un sistema de represión y tortura, sino fundamentalmente un proceso de reestructuración económica de la sociedad, con todo lo que ello implica.

Les dejamos dos textos a leer:

  1. Entrevista a Pierre Rosanvallon
  2. Castel, R. (1992): “De la exclusión como estado a la vulnerabilidad como proceso”, en Revista Archipiélago, No. 21.
Anuncios

22/05/17 Pensando la intervención y las miradas sobre lxs sujetxs

Arrancamos trabajando sobre como cada uno de los actores que intervinieron con Gerónima la miraba, la pensaba.

Y compartimos luego como ustedes la miraban, conceptualizaban, definían, de lo que se planteraron los siguientes conceptos:

Trabajamos sobre lo que implicaba cada uno de ellos. Reflexionamos que si bien, a veces (y hasta acá) los usamos en forma indistinta, no es lo mismo. Tomamos entonces como ejemplos, el concepto de carenciaday el de vulnerable, y los tratamos de definir y diferenciar

Carenciado esta asociado a Pobre: Sujeto que no alcanza a cubrir sus Necesidades Básicas, que carece de determinados recursos. (Comentamos algunas cosas sobre los diferentes indices que existen para medir estadisticamente algunas de las cosas que hablamos, como la linea de pobreza y el NBI , si hacen clic en cada una van a poder ver en detalle lo que mide cada una).

 

El texto a leer que dejamos es una ponencia de Acevedo y otros, sobre La concepción y nominación de los sujetos como manera de constituirlos

ponenciasujetosMza2

16/05/17 – Intervención profesional

Fue un encuentro breve dado que el instituto cerró antes.

Tratamos de pensar a que nos remitía conceptualmente, y de ahí incorporar los aportes de Bombarolo y Pauselli, que es el texto a leer.

 

 

Pensando la intervención a partir de la película Gerónima

Luego de poner nuevamente en común lo que nos resonó de la película (lo mas compartido fue “impactante”), trabajamos en grupos sobe las preguntas y las tensiones que visualizan a partir de la misma.

Resonó sobre todo el tema de los límites y de como juega lo cultural. Quedó pendiente definir el término Intervención.

El texto que dejamos fue el de Bombarolo y Pauselli.

08/05/17 – Para pensar la Intervención -Proyectamos la película Gerónima

Proyectamos Gerónima, una película argentina, sobre un caso real. Les dejamos la sinopsis y ficha técnica, la película en youtube para que la vean los que no la vieron o si la quieren volver a ver, y al final el lugar de donde la bajé.

SINOPSIS
La película reconstruye el drama verídico de Gerónima, una mujer mapuche que vivía alegrías, tristezas y privaciones con sus cuatro hijos en un humilde ranchito en la Patagonia en tierras que han pertencido a su pueblo por generaciones. En 1976 unos trabajadores sociales del hospital de la zona, buscando ayudarla internan a toda la familia para hacerles un chequeo general de salud, suponiendo que ésta sería delicada, dado la precariedad de sus condiciones de vida, pero esa ayuda se convierte para Gerónima en un verdadero infierno.
Fue realizada en base a un guión de escrito a partir de la grabación de una entrevista a la verdadera Gerónima durante su estancia en el hospital. Es interpretada por la actriz mapuche Luisa Calcumil, quien debutó con esta actuación, al igual que Patricio Contreras y Mario Luciani. La música incluye canciones interpetadas por la cantante mapuche Aimé Painé.
Datos Película:
Director: Raúl Alberto Tosso
Actores: Luisa Calcumil, Patricio Contreras, Aímé Painé
Idioma: Castellano
País: Argentina
Género: Drama
Tiempo: 120 minutos

Tanto la peli como la informacion la descargue de un foro que les recomiendo para peliculas latinoamericanas o europeas (se tienen que registrar, haganlo sin problemas): Clan Sudamerica

LINK PARA BAJAR CON EL EMULE
ed2k://|file|geronima.1986.dvd-rip.xvid.mp3.(by.pancocheli.(emule.via.clan-sudamerica.net).avi|1188999168|fd17ac320cc8f51b63abbcd781459b4c|h=hgxcnlx3vpm6gwm3i4kg77wx4jp5c4zw|/

Antes de irnos, pusimos en común las sensaciones que nos dejó la película. Una de las cosas que quedó fue “nos impactó”.

En el próximo encuentro vamos a trabajar a partir de las preguntas que nos surgen, mas que de las respuestas u opiniones.

4to encuentro – Sobre el rol y la intervención

En un primer momento recuperamos lo que veníamos trabajando sobre el rol profesional, a modo de resumen.

Luego salimos al patio a trabajar con unas técnicas de teatro del oprimido, que es una propuesta de Augusto Boal.

Trabajamos la técnica del espejo, en parejas, luego una versión denominada espejo africano, donde unx seguía la mano de otrx con su cara. Luego hicimos una versión de a tres de la misma técnica.

Por últimos, nos pusimos enfrentadxs y les dimos la consigna de “tocarse”,  por turnos y con la posibilidad de decir basta y parar el juego.

Vueltxs al aula, pusimos en común lo sentido en los diferentes momentos.

3er encuentro – Seguimos pensando el rol profesional

Retomando lo trabajado el martes, partimos de dramatizar una situación, en la que una madre que sospecha un posible abuso hacia su hija va temiendo diferentes charlas / entrevistas (con la referente de un comedor, en una comisaria y en una salita o escuela).